Contratar a familiares: los Autónomos Colaboradores

Contratar a familiares: los Autónomos Colaboradores

Conoce qué son los autónomos colaboradores, la normativa que aplica a la contratación de familiares por parte de los trabajadores autónomos, las bonificaciones 2017 para el alta de los autónomos colaboradores, las obligaciones e impuestos del autónomo colaborador y del autónomo titular y las bonificaciones para contratar a  familiares e hijos menores de 30 años en el régimen general, aprobadas en 2017.

Si estás pensando en contratar a un familiar, debes conocer la figura del autónomo colaborador y las nuevas bonificaciones aprobadas en 2017 para efectuar contratos en el régimen general sin derecho a paro.

Te explicamos a lo largo de este artículo los siguientes temas:

  1. ¿Quién debe darse de alta como autónomo colaborador?
  2. Bonificaciones en las cuotas de los autónomos colaboradores
  3. ¿Cómo darse de alta como autónomo colaborador?
  4. Impuestos del autónomo colaborador
  5. Obligaciones del autónomo titular
  6. Contratación de un hijo en el régimen general
  7. Bonificación a la contratación de familiares en régimen general. Novedades 2017 – 2018

1. ¿Quién debe darse de alta como autónomo colaborador?

Tradicionalmente los familiares de empresarios, trabajadores y profesionales autónomos están obligados a cotizar como autónomos colaboradores.

Como ya te comentamos en el artículo sobre Alta y Baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, cuando definíamos quiénes están obligados a cotizar en éste régimen, para la Seguridad Social, los requisitos para cotizar como autónomo colaborador son:

  • Familiar directo: cónyuge, descendientes, ascendientes y demás parientes del empresario, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción.
  • Que estén ocupados en su centro o centros de trabajo de forma habitual. No debe tratarse de una colaboración puntual.

En resumen, un autónomo colaborador es un familiar directo del trabajador autónomo titular que trabaja para él.

Pero cuidado, los autónomos societarios que sólo ejerzan su actividad a través de su SL no pueden contratar

En el caso de las parejas de hecho, se permitió que pudieran funcionar como autónomos colaboradores entre 2012 y 2015, siendo requisito necesario la convivencia en el mismo domicilio. Se abrió la puerta con la Ley 3/2012 y se cerró con la Ley de fomento de trabajo autónomo de 2015, que derogó la disposición adicional de la Ley de 2012 dónde se recogía dicha posibilidad. Así que actualmente las parejas de hecho no pueden funcionar como autónomos colaboradores.

Es importante señalar en relación a esas situaciones, que en el Estatuto del Trabajo Autónomo se establece que los menores de dieciséis años no podrán ejecutar trabajo autónomo ni actividad profesional en general, y por tanto tampoco para sus familiares.

2. ¿Qué bonificaciones tienen los autónomos colaboradores?

Los autónomos colaboradores de autónomos individuales (se excluye a los  autónomos societarios que ejercen su actividad exclusivamente a través de Sociedades Limitadas), tienen derecho a las siguientes bonificaciones:

– Bonificación del 50% de la cuota de autónomos durante los 18 meses posteriores al alta. Esta bonificación se aprobó en la tramitación parlamentaria de la Reforma laboral de 2012. Esta bonificación para permite que un autónomo contrate a sus familiares por 137 euros al mes en lugar de los 275 que supone la cuota de autónomos en 2017.

– Bonificación del 25% desde el mes 19 al 24. Esta bonificación se aprobó en la Ley de promoción del empleo autónomo de 2015 y supuso 6 meses adicionales de bonificación pero sólo del 25%, con objeto de hacer más llevadera la transición hasta el pago de la cuota completa.

El objetivo de esta medida es favorecer la cotización de aquellos familiares de los autónomos, principalmente cónyuges e hijos, que actualmente no cotizan a pesar de trabajar en el negocio familiar debido a las dificultades económicas que la crisis ha planteado a muchos pequeños negocios.

3. ¿Cómo darse de alta como autónomo colaborador?

Contacta con ACOAL ASSESSORS y te infomamos de todo

4. Impuestos del autónomo colaborador

La principal ventaja de ser autónomo colaborador es que al no figurar como obligado tributario en Hacienda, está exento de las obligaciones fiscales trimestrales por lo que no es necesario presentar declaraciones ni impuestos trimestrales de IVA e IRPF, que son obligación del autónomo titular del negocio.

Por tanto, el autónomo colaborador tan sólo tendrá que presentar anualmente su declaración de IRPF, como cualquier otro trabajador y pagar los impuestos que correspondan en base a los ingresos obtenidos, que deberán estar justificados por los correspondientes recibos o nóminas.

5. Obligaciones del autónomo titular

El autónomo titular deberá cumplir con las mismas obligaciones que tiene respecto a otros trabajadores:

  • Pagar las cotizaciones a la Seguridad Social del autónomo colaborador.
  • Pagar su salario y entregarle la nómina correspondiente, en función de su categoría profesional y el convenio o acuerdo aplicable.
  • Contabilizar estas partidas como gastos deducibles de su negocio a efectos del cálculo del rendimiento en sus propias declaraciones de impuestos. Las obligaciones fiscales no cambian, simplemente se contempla el gasto adicional.

6. Contratación de un hijo en el régimen general

La aprobación de la LEY 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo Autónomo, introdujo una nueva excepción al permitir la contratación por cuenta ajena de los hijos menores de 30 años, por lo que en estos casos se puede optar entre las 2 opciones: autónomo colaborador o contratación en el régimen general.

La disposición adicional décima, que se refiere al encuadramiento en la Seguridad Social de los familiares del trabajador autónomo, aclara que los trabajadores autónomos podrán contratar, como trabajadores por cuenta ajena, a los hijos menores de treinta años aunque éstos convivan con el trabajador autónomo.

No obstante, se trata una situación particular con el inconveniente de que en estos casos la cotización en el régimen general no podrá incluir la cobertura por desempleo.

En enero de 2010 se amplió la posibilidad de contratar en estas condiciones a hijos mayores de 30 años con especiales dificultades para la inserción laboral, en concreto a personas con discapacidad mental en grado igual o superior al 33% o con discapacidad física o sensorial en grado igual o superior al 65%.

7. Bonificaciones a la contratación de familiares

La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, aprobada el 11 de octubre de 2017 en el Senado, introduce la la posibilidad de que un autónomo pueda contratar a familiares tales como cónyuge, padres, hijos, hermanos, abuelos, suegros, nietos, yernos y nueras con un bonificación del 100%  de la cuota empresarial por contingencias comunes durante doce meses en caso de contratación indefinida.

Estas contrataciones no se verán limitadas como hasta ahora por la cantidad y el perfil del empleado como actualmente, ya que sólo se podía contratar a jóvenes menores de 30 o un familiar menor de 45 años.

Entre los requisitos a cumplir es necesario que no haya habido ningún despido improcedente en los 12 meses anteriores y mantener el contrato seis meses tras el periodo bonificado.

Al regirse por los presupuestos del estado, estas nuevas bonificaciones a la contratación de familiares entrarán en vigor previsiblemente en 2018.